Seguinos en redes

Sociedad

Críticas por el destino final del Cristo de la Hermandad

A través de las redes sociales, vecinos dejaron sus impresiones al observar la figura deteriorada tirada en pedazos dentro del Vivero Dunícola. El Municipio decidió retirarlo debido a que la estructura se encontraba con peligro de derrumbe, aunque se plantea un reemplazo con otros materiales a futuro.

El final de la enorme estatua del Cristo de la Hermandad no fue el esperado, aunque el paso de los años a la intemperie y la combinación del viento y el salitre marítimo en el acceso al Vivero Dunícola haya obligado a que el Municipio tome la lógica decisión de bajarlo de la cruz tras una revisión técnica por parte de especialistas que observaron grandes deterioros en su estructura.

Mantenerlo en pie, según se informó, significaba un peligro inminente con posibilidad cierta de derrumbe atentando contra la seguridad de residentes y turistas que visitan habitualmente este espacio turístico de Miramar.

No obstante, ciertas desprolijidades en el destino final de esta obra, causaron críticas de los vecinos en redes sociales que observaron como la figura quedó depositada en pedazos dentro del predio municipal.

«Estuve en su tallado, peregrinación y entronización. La orden de bajarlo por el deterioro y peligro que cayera ocasionando riesgos fue una perfecta decisión, pero de ahí a tirarlo amontonando sus miembros como leña podrida, es imperdonable…sin ver el significado que para muchos tiene. Aunque sea las partes deben ser guardadas, preservarlas, sanearlas y restaurarlas», fue uno de los principales reproches.

De todas maneras, más allá de las diversas opiniones que generó esta situación, algunas más en tono crítico que otras, trascendió que el municipio plantea a futuro la concreción de una imagen similar como reemplazo, aunque de menor magnitud y en otros materiales más resistentes adaptables a las condiciones climáticas del lugar.

«Esto forma parte de una reestructuración de un paseo relacionado con el turismo religioso que comenzó con la realización a nuevo de la Gruta de Lourdes y prosigue con las imágenes del circuito del Vía Crucis del Bosque», indicaron desde la comuna.

La obra

El Cristo de la Hermandad fue creado por el artista chileno, Luis Javin Sissara en 2006. A lo largo de sucesivas intervenciones de mantenimiento en años pasados, se constató que podría existir riesgo de caída de esta imagen, por lo cual se tomó la determinación de movilizarla para un estudio más completo.

Un grupo de artistas locales, encabezados por Marité Svast verificó el grado de deterioro sobre la escultura, y las posibilidades de proceder a una restauración que fueron prácticamente nulas.

Cabe señalar que Sissara, quien llevó adelante esta talla a la vista del público para la Semana Santa de 2006, realizó esculturas similares en todo el país, siendo ésta, la número 33 de su lista.

Con información de La Capital.

1 comentario

1 Comment

  1. Nora

    12 de mayo de 2022 at 14:14

    Por respeto a los artistas deberían conservar aunque sea algunas partes en el museo o en el centro cultural. Por una cuestión de respeto religioso (si fue bendecido) lo que se vaya a desechar tiene un proceso

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas