Seguinos en redes

Deportes

Tokio 2020: De Andrade espera su tercera participación en los Juegos Paralímpicos

El reconocimiento de la pileta al arribar a Tokio (Facebook de Matías)

El representante local y nacional en natación conversó con EDM apenas llegado a Oriente, de cara a sus competencias desde el domingo 29.

Matías de Andrade ya está en Tokio a la espera de su debut en sus terceros Juegos Paralímpicos, siempre en la divisional S6. Representando a Once Unidos de Mar del Plata, pero con su familia en Miramar y previas residencias en Buenos Aires y Alta Gracia, el nadador es uno de los máximos exponentes del deporte local y buscará ratificarlo en los próximos días.

Su primera incursión será el domingo 29 de agosto a las 21:40 (hora argentina) en las eliminatorias de los 50 metros estilo mariposa, con la final el lunes 30 a las 5:52 en caso de clasificación. Pero su prueba principal son los 100 metros espalda, con eliminatorias el jueves 2 de septiembre a las 21:18 y finales el viernes 3 a las 5:16 de la mañana.

12 horas de diferencia mediante, Matías charló con Nico Galante de EL DIARIO DE MIRAMAR vía Zoom desde la Villa Olímpica sobre la preparación, las pautas a seguir en la competencia y su perspectiva sobre lo que se viene.

-Tercer juego paralímpico. Recuerdo el primero cuando hablábamos era «Guau, Londres 2012, la posibilidad»… y ya vas por el tercero.

-El tercero. Los Juegos de mis sueños, ya que Japón es uno de mis países favoritos del mundo.

-Claro, que mezcla de sentimientos imagino, porque fuera de lo que más te gusta que es el deporte, te perdés toda la visita a la cultura oriental.

-Sí. Por suerte los voluntarios son excelentes, se nota la calidez del pueblo japonés enormemente en la Villa y en todos lados. Hoy que fuimos a la pileta veíamos la tribuna que son 4 pisos y decíamos «Qué locura hubiese sido esto con público». Hubiese explotado todo por completo. Un poco agridulce en ese aspecto, lo reconozco.

-¿Cómo ha sido la preparación en todo este contexto de pandemia? Ustedes estaban preparándose para una cita olímpica postergada y algunos parecían ser considerados criminales.

-La noticia más dura fue la cancelación de los Juegos. De hecho yo ahí quedé dos semanas separado de toda actividad, me tomé vacaciones, mis entrenadores lo aceptaron y hubo mucho trabajo psicológico. Luego de aceptar eso, cuando salió Delfina Pignatiello que no teníamos pileta para entrenar, habitaron a los Olímpicos y nuestra habilitación llegó un poco más tarde y como que nos sentimos un poco discriminados.

Tuve la suerte de que conmigo hicieron una excepción por ser el único clasificado a los Juegos Paralímpicos que estaba en Mar del Plata. Me habilitaron, me dieron todos los permisos. Era una figura esencial. En ese aspecto reconozco que cuando pararon hace algunos meses con cuarentena estricta yo pude seguir entrenando, no paré nunca en ese aspecto. Bastante bien la preparación considerando la situación de la pandemia, con un solo altibajo que tuve cuando me agarré COVID y después todo bien, hasta tengo las dos vacunas.

-Hablando justamente del coronavirus… testeos, aislamiento, todo lo que se te ocurra en Mar del Plata, en el viaje y ya no tanto en el propio Tokio me decías en la previa.

-Nos consideraron actividad esencial porque somos deportistas del evento deportivo más grande a nivel mundial. Lo que sí, testeos 72 horas antes, 48 horas antes, 24 horas antes, al subir y bajar del avión, y todos los días acá. Por suerte es el de saliva, no es tan invasivo como los hisopados en Alemania hace dos meses y medio que eran todos los días PCR.

-A todo esto, ¿cómo te sentís y cómo encarás estos juegos de Tokio? Tenés los tiempos de Alemania, la gran experiencia en Lima con podio…

-Hoy hablaba un poco con mi psicóloga deportiva y mi entrenador que la verdad que el ambiente acá te hace sentir que sos enorme. Perdón que lo diga de esa manera, un poco sacando la humildad, pero la verdad que está todo para que te digas «Che, mirá, sos enorme, estás en los Juegos Paralímpicos».

Llegamos muy bien preparados, la verdad que con la experiencia de dos juegos previos pudimos saltar esa etapa que siempre nos trababa para estar en el tope máximo del rendimiento en los Juegos. Primero, con una felicidad enorme, estoy muy contento, con un estado anímico excelente. Y me siento fuerte, bien y con ganas de demostrar a Argentina y a Japón de lo que soy capaz de hacer. Podemos llegar a tener un excelente rendimiento.

-¿Cuáles son las fechas de competencia?

-Mi carrera principal es el último día, son los 100 metros espalda, que es donde vamos a hacer final porque la final se hace u vamos a pelear por una posibilidad de medalla. Sabemos que no es fácil. Todos los deportistas planifican una medalla, es la realidad. No se puede calificar lo material: todos planifican un ciclo de entrenamiento para poder lograr ese logro. Después corremos mariposa, el 30, y esa es la carrera que me pone en sintonía de la competencia, así conozco la cámara de llamada, cómo es la movida de la competencia y la carrera, qué hay que tener en cuenta, qué no, a ver si cometemos algún error, qué se puede mejorar… entonces uno ya encara una confianza superior para la carrera principal que es donde van a estar los nervios, las presiones y donde uno tiene que aprender a manejarlo.

-Buen equipo, 10 integrantes en la delegación más, por supuesto, todos los ayudantes y técnicos.

-La delegación histórica de natación nunca superó los 8, así que 10 es un número enorme que crecimos. Creo que se dio en vista al gran resultado que obtuvimos en el Mundial con 3 medallas, todos finales, y eso nos habilitó un montón de plazas para para los Juegos. Además estamos ante una selección que puede llegar a hacer historia en la natación paralímpica, porque nunca llegamos con tantos deportistas con posibilidad de medalla como estos Juegos en natación.

Hoy por hoy la selección tiene 5 nadadores que tienen posibilidad de medalla. Antes llegábamos a los Juegos sin posibilidad de nada, hacer una final era nuestro logro máximo, y miramos cómo se expandió el nivel del equipo de natación paralímpica.

-Vamos a volver a hablar después de la competencia, ¿pero para quiénes van los saludos y agradecimientos?

-Más que nada a mi familia que siempre me sostuvo, a mis amigos, a mi novia Aldu, y de todo corazón a mis entrenadores que me entrenan día a día, Ezequiel Valdez y Fede Andersen, que lo hacen sin ninguna remuneración. A mí no me cobran nada, lo hacen de pasión, porque lo quieren y lo sienten, y todos los profesionales que trabajan conmigo.

Soy un deportista y conmigo trabajan seis profesionales. Es imposible llegar solo a este nivel de deporte, así que un saludo a todos ellos y por supuesto a la gente, que se anime a ver deporte paralímpico. Voy a estar publicando los links para que lo puedan ver porque necesitamos divulgación del deporte paralímpico y pelear por una equidad en eso. El deporte ya es igualitario, ya lo logramos, así que falta eso nomás.

*Las competencias también serán transmitidas por DeporTV (canal 100 de LCC Digital, 631/1631 de DirecTV, 24.02 de TDA y su web).

Haga click para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas