Seguinos en redes

Deportes

«Los clubes de nuestra Liga, sin una mínima cantidad de público, no pueden afrontar los gastos que significaría desarrollar el torneo»

Roberto Neto, presidente de la Liga Oficial, aseguró que los equipos locales no pueden jugar el certamen como propone APREVIDE hasta que se apruebe el protocolo: sin el ingreso de público y Policía, que equivaldría a 150 entradas por jornada. Además avanzan gestiones por fondos para remodelar el Estadio.

La Liga de Fútbol de General Alvarado aún espera una respuesta desde la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APREVIDE) luego de haberle remitido un protocolo hace una semana para la reanudación del torneo local, que deberá tener personal policial y un máximo de 200 personas por cancha.

«Es lamentable encontrarnos en el lugar de juego con un Estadio vacío, sin chicos jugando, sin público, y estamos muy tristes. Estamos esperando decisiones del Gobierno de la Provincia para que nos permitan volver a empezar con nuestro torneo», opinó Roberto Neto, presidente de la institución, en la mañana del lunes.

La documentación enviada «fue consensuada con los clubes y con APREVIDE«. «Es más, tuvieron un borrador de nuestro protocolo, lo corrigieron, nos permitieron una determinada cantidad de público, nos pidieron las capacidades de los Estadios y una carta de aval del Gobierno local, que lo tenemos», amplió el dirigente, en conversación con F5TV y EL DIARIO DE MIRAMAR.

«Estaba todo en orden pero no hemos recibido respuesta. Es decir, la respuesta la hemos recibido: negativa en cuanto a desarrollar la actividad de fútbol con público dentro de las canchas. Los clubes de nuestra Liga, sin una mínima cantidad de público, no pueden afrontar los gastos que significaría desarrollar el torneo», explicó Neto.

Según un cálculo de EDM, cotejado con la opinión de la mesa directiva, el monto entre Policía, árbitros y alquiler de cancha rondaría entre $21.500 y $25.000, entre 108 y 125 entradas a $200 en una jornada de 1ª, 4ª y femenino, aunque el presidente opina que se necesitarían 150. A esto hay que agregarle viajes desde o hacia Otamendi, Mechongué, Playa Chapadmalal y Mar del Plata. Es decir, si la Liga quisiera jugar sin público y con seguridad, la habilitación sería inmediata, pero inviable. Y hasta que no se apruebe el protocolo, los partidos seguirán suspendidos hasta nuevo aviso.

Por otra parte, avanzan las gestiones para conseguir los fondos necesarios para la remodelación del Estadio Fernando Torres a través de Provincia. Este sábado, el intendente Sebastián Ianantuony, la concejal Sofía Roldán Funes y el director forestal, Mariano Bove, acompañaron a la cúpula liguista junto a Juliana Petreigne, subsecretaria de Políticas Sociales perteneciente al Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, y Federico Ricci y Juan Manuel Alessi de la Subsecretaría de Deportes de la Provincia.

Recorrida por el Estadio con funcionarios locales y provinciales para observar su deterioro (Rodrigo Aranda/Comunicación Social MGA)

La friolera alcanzaría los 2,5 millones de pesos, que contemplarían remodelación de los cinco vestuarios, dos buffets, cabinas de transmisión, sanitarios, alambrado olímpico y muro perimetral. «Somos muy optimistas en que podemos tener una ayuda por parte de ellos para mejorarlo sustancialmente», enfatizó Neto.

En el cierre, adelantó que estará «más contento el día en que comience el fútbol, que vea correr a los infantojuveniles, al femenino y mayor. Reanudarlo no está en nuestras manos y nos pone muy triste a la Liga y los clubes no poder jugar».

Haga click para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas