Seguinos en redes

Policiales

Esclarecen robo calificado facilitado por la empleada doméstica y su pareja que está preso

Ocurrió en febrero en la zona norte de la ciudad. Los hampones entraron al aprovechar el ingreso de la trabajadora doméstica, quien terminó siendo cómplice del ilícito junto con su marido que estaba alojado en el Penal de Batán.

La SubDDI Miramar, en conjunto con la Fiscalía Descentralizada local, aprehendió en las últimas horas a dos hombres de 27 y 30 años, además de una mujer de 36, acusados de un «robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego, en poblado y en banda» acontecido a mediados de febrero en Parquemar.

El cuarto integrante del grupo es el marido de la femenina, empleada doméstica de esa vivienda, quien se encuentra alojado en la Unidad Penal Nº 15 de Batán, el cual «orquestaba y organizaba la preparación del golpe, haciendo de mediador entre quienes serían los autores materiales del asalto y quien tenía la información y acceso a la casa de las víctimas», según comunicó la fuerza en la madrugada de hoy.

Las fuentes informaron que el ilícito ocurrió en un domicilio de Santa Ana al 1100, donde vacacionaba un matrimonio oriundo de Buenos Aires de 83 y 85 años. Ambos fueron sorprendidos por dos delincuentes armados con pistola, quienes accedieron al domicilio aprovechando el ingreso de la empleada. Los delincuentes lograron hacerse de un importante botín de dinero en efectivo y distintos elementos de valor.

Si bien desde la investigación emprendida por la EPC local y la por entonces fiscal, Florencia Salas, aseguraron que «el panorama era desalentador ya que los delincuentes parecían no haber dejado cabos sueltos y la idea de lograr un pronto esclarecimiento parecía esfumarse», lograron realizar tareas de inteligencia para establecer relaciones entre los posibles sospechosos. Las labores concluyeron en que la trabajadora doméstica «habría actuado como entregadora del hecho en complicidad con su pareja, en aquel entonces detenido en Batán».

Ya con la actuación de Ana María Caro y por intermedio del Juzgado de Garantías Nº 4, a cargo del Dr. Juan Francisco Tapia, se efectivizaron cinco órdenes de allanamiento -cuatro en Miramar y el restante en una celda de la UP15- y una requisa vehicular. Como resultado se incautó un arma de fuego, dinero en efectivo, varios teléfonos celulares, relojes, y alhajas varias, «y otros elementos de valioso interés investigativo». Ahora, los aprehendidos esperaban ser indagados por la fiscal interviniente.

Haga click para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas