Seguí nuestras redes

Sociedad

Cultos religiosos también reclaman por la reapertura al público de sus celebraciones

Renacer, en 21 e/ 26 y 28 cuenta con uno de los salones más grandes de la ciudad que momentáneamente se deberá limitar al streaming (NG/EDM)

El Consejo Pastoral de General Alvarado y la Parroquia San Andrés Apóstol enviaron sendas comunicaciones dirigidas al Ejecutivo local para la reanudación de sus encuentros como lo realizaban en los últimos meses.

Desde la semana pasada, retornó la imposibilidad de celebrar ceremonias religiosas de manera presencial y la única posibilidad de ingreso a estos edificios solo para el rezo personal y con un tope de 10 personas por vez. Esto fue dentro de las restricciones que Provincia implementó en el marco de la Fase 3 en la que se sitúa General Alvarado y que fueron suscriptas por el Municipio local.

Diferentes congregaciones manifestaron su disconformidad con las medidas, principalmente por las amplias dimensiones de la mayoría de los templos y los cuidados que llevan adelante, además de confiar en el rol de la religión para acompañar a quienes más necesitan apoyo en tiempos de pandemia, más allá del invaluable rol de los trabajadores de la salud.

En diálogo con F5TV y EL DIARIO DE MIRAMAR, el Pastor Ricardo Carlos de la Iglesia Renacer y el Consejo Pastoral local enumeró que en los cuatro meses de cierre en 2020 se adaptó la disposición de las sillas y se comenzó a tomar la temperatura corporal y ofrecer alcohol en gel y hasta barbijos. «Hemos aprendido a comportarnos. Por más que nos queramos, no vienen más a darte la mano y me llama la atención que los chicos han aprendido muy bien el distanciamiento», comentó.

«Mandamos una carta a Sebastián (Ianantuony) y muy amablemente me contestó que tiene que sujetarse a las normativas provinciales, pero compartía que está en reuniones de debate. Hemos vuelto a las 10 personas que nos resulta exagerado en un salón de 40×20, y no coincide con lo que ocurre en los negocios», detalló el Pastor.

«La Biblia nos dice que nos tenemos que sujetar a las autoridades, y de hecho lo hacemos. Pero también, por ejemplo, en Hechos de los Apóstoles 5:29, a Pedro y a Juan los persiguen y obligan a no predicar el Evangelio, y hasta los meten en la cárcel. Y dicen que viene un ángel, los saca de la cárcel y ellos inmediatamente se fueron al Templo a predicar. El Sumo Sacerdote los llamó y les dijo: ‘Te obligamos que no prediques a Cristo Jesús’, y él dijo: ‘Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres’. Eso no significa un espíritu de rebeldía o que nosotros vamos a hacer la nuestra», añadió Ricardo Carlos.

Hoy las celebraciones se llevan adelante a través de las redes de Renacer y de la emisora FM Vida 102.5, con estudios a metros de la Iglesia.

Desde el catolicismo, la Parroquia San Andrés Apóstol dio a conocer este lunes que el Pbro. Pablo Boldrini envió otra carta dirigida al Intendente con similares apreciaciones. «No puedo dejar de hacer eco ante Ud., esta realidad que es del Pueblo de Dios, que peregrina aquí en Miramar y que en lo personal me toca Pastorear. Ciertamente, he sido testigo de la responsabilidad y el rigor con que ellos aceptaron y vivieron todas y cada una de las disposiciones desde que comenzaron las normativas de prevención para esta pandemia, no solo con altísima responsabilidad, sino también, con un gran respeto social que garantizó el cuidado de todos, porque somos conscientes de la gravedad de esta pandemia, pero también, sentimos y vemos que el cuidado de nuestros hermanos no solo pasa por un solo aspecto», remarcó.

Boldrini pidió que «se puedan rever las normativas de una manera justa y delicada, contemplando la salud no solo física de nuestros ciudadanos, sino también la salud psíquica y espiritual, que hace a la vida con mayúsculas, que todos poseemos».

Además, la carta señala que la Parroquia cuenta con espacios muy amplios, donde aplicando el aforo del 30% con el debido protocolo no causaría el contagio del virus ni su expansión. Por último, invitó al Jefe Comunal a dialogar para lograr un debido consenso y un verdadero discernimiento de la realidad y las auténticas necesidades de hombres y mujeres, ya que como diría el Papa Francisco, «estamos todos en una misma barca».

Click aquí para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas