Seguí nuestras redes

Policiales

Paseaba el perro y lo tomaron de rehén para robar en su casa del centro

(Google Street View)

Un joven de 27 años fue interceptado por ladrones que circulaban en un vehículo mientras caminaba por la calle junto a su mascota. Ingresaron a su domicilio, maniataron a la familia y una vez efectuado el robo, escaparon llevándolo de rehén. Finalmente, lo abandonaron en la periferia de la ciudad.

Eran cerca de las 23 de este miércoles cuando un joven de 27 años paseaba su perro por la calle 25 entre 22 y 24 de nuestra ciudad. En ese momento, nada podía hacerle sospechar que las dos horas siguientes serían las peores de su vida, luego de que dos delincuentes lo sorprendieran y lo obligaran a subir al automóvil en el que circulaban.

El hecho ocurrido llamó la atención de las autoridades, puesto que reviste una gravedad inusitada. Según denunció la víctima, caminaba junto a su mascota cuando dos delincuentes a bordo de un automóvil lo asaltaron. Pero no fue sólo eso: tras hacerlo ingresar al rodado por la fuerza, le quitaron las llaves de su casa, situada en Rosende Mitre y 22 -a una cuadra del lugar- e ingresaron a la misma.

Según informaron fuentes consultadas por la corresponsalía local del diario La Capital, en ese marco aparecieron otros dos asaltantes en escena. Entonces, tres ingresaron a la vivienda, mientras la víctima permaneció atada en el automóvil con el cuarto. En el interior de la propiedad, los ladrones redujeron a los padres del joven, de 68 y 70 años, a quienes maniataron para después robarles unos 6000 dólares, dos teléfonos celulares, una tablet y un revólver calibre 22.

Una vez concluido el asalto, los delincuentes regresaron a su vehículo y huyeron hacia las afueras de la ciudad, llevándose al joven como rehén, aunque sin emplear violencia física. Finalmente, lo abandonaron en la calle 70, entre 3 y 5, donde minutos después fue recogido por un pariente, al que contactó vía telefónica ya que los ladrones, antes de escaparse, acabaron por devolverle el celular que en un principio le habían sustraído.

Una vez denunciado el hecho, comenzó una investigación para tratar de esclarecerlo en el que toman participación la Policía Comunal, la SubDDI Miramar y la Fiscalía Descentralizada. Las carátulas son «Robo agravado» y «Privación ilegal de la libertad».

1 comentario

1 comentario

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas