Seguí nuestras redes

Sociedad

El temblor en San Juan se percibió en pisos altos de edificios de Miramar

Más de un centenar de personas salieron del Belmes cerca de la medianoche tras el movimiento (NG/EDM)

En la construcción de Mitre y 14 se vació completamente porque se creyó escuchar una explosión en el subsuelo. Playa Club, Cherry y Acapulco también tuvieron autoevacuados.

A minutos del sismo de 6º4 en la escala de Richter acontecido en el Valle de Media Agua, a 57 kilómetros al sudoeste de San Juan capital, habitantes de departamentos de edificios de nuestra ciudad percibieron el movimiento telúrico.

Según informó el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES), el fenómeno alcanzó su máxima intensidad a las 23:46:22, y tuvo una profundidad de 8 kilómetros.

Los bomberos del Cuartel Miramar debieron acudir principalmente al edificio Playa II, de Av. 23 esq. 14, donde vecinos sintieron el terremoto en el piso 12 y superiores y a su vez un llamado alertó por una supuesta explosión en un subsuelo, vinculándolo a una caldera.

Sin embargo, tanto los servidores públicos como la administración Caraballo&Webb confirmaron a EL DIARIO DE MIRAMAR que el complejo no posee caldera. A su vez, desde la fuerza pública explicaron que tiene 22 pisos y estaba ocupado a un 30% de su capacidad.

De todas maneras, tanto Policía como los miembros del Cuartel verificaron si existieron fallas estructurales tanto en el Playa II como en Playa Club (Costanera y 25), Cherry (12 e/ 17 y 19) y Acapulco (12 e/ 15 y 17) donde no se verificaron inconvenientes pero sí hubo autoevacuados.

Fue de destacar la gran repercusión que tuvo el suceso: en Facebook, entre 20 y 25 mil usuarios visualizaron las primeras imágenes desde el lugar generadas por el equipo de exteriores de EDM.

El consorcio del Playa II también explicó a este medio que en momentos de su construcción, a fines de la década del ’60 e inauguración en los primeros años de la siguiente, al Belmes se lo publicitaba con una estructura antisísmica. Además, cuando hay fuertes movimientos en sectores cordilleranos es habitual que los pisos altos de Miramar den cuenta de ello.

Al respecto y para recibir una opinión especializada, este medio también consultó a Agustín Maceio, referente del Colegio de Arquitectos de la Provincia Distrito IX en nuestra localidad, quien explicó que «por nuestra localización geográfica, nuestra formación en materia estructural no está orientada hacia la construcción de estructuras antisísmicas. El sismo sucedido ayer en la provincia de San Juan provocó un movimiento que libera ondas en sentido horizontal y vertical, cuyo epicentro se encontró relativamente cerca de la superficie de la tierra, facilitando la difusión de las ondas horizontales».

«El efecto que ayer se registró en edificios de altura en la ciudad se debió, a esas ondas, provocando un movimiento de oscilación, en los edificios, que más se siente a medida que uno se aleja del punto de empotramiento, es decir los mayores registros de este movimiento se darán en los pisos más alejados del basamento del edificio», agregó.

«Es importante aclarar que toda estructura tiene un margen de elasticidad y está dimensionada a los efectos de poder soportar movimientos de esta especie (como el provocado por el viento) sin que ésta llegue a colapsar», culminó el arquitecto.

Click aquí para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas