Seguí nuestras redes

Policiales

Vendía drogas en la cárcel de Batán y lideraba una red de distribución en Miramar

Última vez actualizado el

Un hombre que cumplía condena por amenazas y violencia doméstica, fue imputado tras un allanamiento realizado en su celda, donde se le incautó cocaína y 6 teléfonos celulares. Su pareja había sido detenida hace un mes atrás y la investigación comprobó que ambos permanecían comunicados para distribuir estupefacientes en el penal y a clientes de esta ciudad.

Un hombre de 34 años con frondoso prontuario y que permanecía detenido en Batán por una causa de amenazas y violencia doméstica fue acusado de liderar una red de distribución de drogas paralela en la misma cárcel y en nuestra ciudad.

El imputado, a quién se le abrió una causa por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, estaba siendo investigado desde el año pasado por la fiscal de Miramar, Florencia Salas, y su equipo de trabajo.

Este jueves tras la orden de allanamiento liberada por el Juzgado de Garantías 4, a cargo de Juan Tapia, fue allanada la celda del convicto que estaba a punto de cumplir su actual condena. Allí se incautaron 15 gramos de cocaína y 6 teléfonos celulares que serán analizados para aportar mayores datos.

“El mes pasado realizamos un allanamiento en un domicilio de Miramar, donde secuestramos droga, unos celulares y quedó detenida una mujer. Siguiendo con la causa pudimos determinar que la pareja de esta chica permanecía en el penal por otro delito y operaba desde Batán vendiendo adentro la droga que la mujer facilitaba”, informaron fuentes de la Fiscalía a la corresponsalía local del diario La Capital.

“También coordinaba las políticas de venta en Miramar, imponiendo precios y diciéndole a la mujer antes de ser detenida, donde debía vender y a quiénes. De esa manera, pudimos certificar que la pareja se dedicaba 100% al comercio de estupefacientes”, agregaron.

Comienzo de la causa

El 21 de mayo pasado, una mujer de 28 años fue detenida por vender estupefacientes al menudeo en plena cuarentena en una casa situada en Los Ceibos y 7 de abril en el barrio Parquemar de Miramar, tras un importante operativo encabezado por la Superintendencia de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, en conjunto con la fiscalía local.

En el domicilio fueron secuestrados 104 gramos de cocaína, 20 gramos de marihuana, unos 60.000 pesos en efectivo y una balanza utilizada para fraccionar.

Además el personal policial retuvo tres teléfonos celulares que con el avance de la investigación fueron claves para determinar el accionar para vender droga.

La imputada quedó alojada en el Destacamento Femenino de Batán por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”.

Con información de La Capital.

Click aquí para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas