Seguí nuestras redes

Deportes

Retornaron el tenis, paddle y golf y esperan su habilitación definitiva

Última vez actualizado el

Desde este sábado y por tres días, los complejos locales pudieron volver a la actividad siguiendo protocolos de bioseguridad. Aguardan las determinaciones de Provincia para saber si podrán continuar abiertos.

Con el inicio del fin de semana, arrancó la tercera etapa de las “pruebas piloto” de actividades deportivas en General Alvarado. Entre el miércoles y el viernes fue el turno del surf, entre el viernes y el domingo de las caminatas, y desde este sábado y hasta el lunes los amantes del tenis, golf y paddle pudieron volver a la práctica tras la suspensión debido a la cuarentena ante la pandemia de COVID-19.

Entre las 8:00 y las 16:00 y con reservas en cada uno de los establecimientos, los deportistas pudieron reencontrarse con la práctica. Personal del Municipio, principalmente de Inspección General, corroboró in situ el cumplimiento de cada una de las normativas pactadas con anterioridad el cual fue satisfactorio.

En el caso del Cardón Miramar Links, unos 51 golfistas se acercaron este sábado a la única cancha de estilo escocés en Sudamérica, según informaron a EL DIARIO DE MIRAMAR. Además de los protocolos preparados por la Asociación Argentina de Golf y de la Confederación Sudamericana de la especialidad, el propio club comunicó a sus socios la metodología a seguir.

La misma implicó la reserva previa, salidas de un máximo de 3 jugadores cada 15 minutos, distanciamiento de al menos 2 metros entre cada uno de ellos, jugar sin guantes, la sugerencia de no tocar banderas o palos ajenos y la inhabilitación de baños y vestuarios. Además momentáneamente no habrá torneos.

Luego de casi 3 meses, los golfistas volvieron a la actividad (NG/EDM)

El Complejo Deportivo La Azucena reabrió únicamente sus cinco canchas de tenis, con entrada y salida diferenciada. Quienes arribaban lo hacían por el portón de calle 21 y completaron una declaración jurada válida por 14 días donde aseguraron que ni ellos ni su grupo familiar tienen síntomas de COVID-19. Se dejó a disposición alcohol en gel o diluido al 70%.

En el propio lugar se colocó cartelería con el protocolo vigente de la Asociación Argentina de Tenis. Se debe ingresar con tapabocas y retirárselo al iniciar el partido y colocárselo al terminar, no puede haber espectadores, únicamente se puede jugar single, si hay cambio de lado debe ser por el lado derecho para no cruzarse con el contrincante y deben evitar enfrentarse en la red (mínimo entre 6 ú 8 metros) o realizar el habitual saludo al comenzar o finalizar.

Todos esperan con ansias la determinación del lunes o martes sobre el avance a la próxima fase en General Alvarado, aún con dudas de si será en la número 4 ó 5. Según trascendió, si alcanzan la máxima, las “actividades deportivas y de esparcimiento con distanciamiento físico” están encuadradas dentro de las habilitaciones con los mismos lineamientos con los cuales reabrieron este fin de semana.

El complejo de 21 esq. 50 habilitó sus cinco canchas, siguiendo los protocolos de bioseguridad (NG/EDM)

A la espera de la habilitación definitiva y la ampliación de rubros

Ángel Mollo, uno de los responsables de La Azucena desde hace más de tres décadas, fue uno de los primeros en entregar un protocolo de reapertura al intendente Sebastián Ianantuony. Los motivos esgrimidos son más que claros: la práctica regular del deporte brinda beneficios positivos para la salud, además de servir como salida lógica en un momento donde se ve debilitada la salud emocional y psicofísica.

Sustentado por diferentes publicaciones e informes a nivel provincial, nacional e internacional, producto de su vínculo con las cámaras que nuclean a los empresarios del sector, Mollo realizó presentaciones tanto por tenis como por natación. El gimnasio de la Quinta momentáneamente esperará, aunque ya hay una carpeta preparada.

Respecto a la piscina -la primera cubierta de Miramar desde mediados de los ’90-, la normativa propuesta prevé un acceso diferente al de las canchas de tenis (por calle 50), promover el distanciamiento social con separación de al menos dos metros tanto dentro como fuera del agua, el uso de protección facial y uso de tapabocas (fuera de la pileta) y la disposición de alcohol en áreas comunes.

Para las clases, los turnos serán reducidos un 50% en su capacidad, con clases de 45 minutos para tomarse 15 más para utilizar y limpiar los vestuarios. Dentro de ellos la capacidad máxima será de 4 m² por persona y solo se podrán cambiar de ropa, no pudiendo ducharse ni usar secadores de pelo en esta etapa. Además, se ingresará por un pasillo y egresará por otro.

“Más allá de los protocolos que se presenten en cualquier actividad sea gastronómico, deportivo, etc., las responsabilidad del individuo es esencial. Eso es lo más importante: nuestra responsabilidad de ciudadano, de comprometerse con la sociedad”, finalizó el profesor.

Click aquí para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas