Seguí nuestras redes

Sociedad

Permiten el acceso a Miramar a vecinos de San Eduardo del Mar para compras o atención médica

Última vez actualizado el

El intendente confirmó a un medio marplatense que se implementó con éxito el sistema de control para que los residentes del barrio limítrofe se puedan abastecer en nuestra ciudad.

Tras los reclamos de los vecinos de San Eduardo del Mar que se veían imposibilitados de acceder a Miramar a causa de las exigencias en los retenes, Sebastián Ianantuony confirmó en contacto con colegas de 0223 que “la problemática de los residentes del barrio situado al sur del distrito de General Pueyrredón quedó definitivamente solucionada”.

Desde ambos municipios se acordó que también se establezca un control sobre quienes tienen domicilio en San Eduardo del Mar y sus proximidades, a fin de darle permiso de acceso a la localidad cabecera de General Alvarado para realizar compras de comestibles o medicamentos y hasta recibir atención médica, servicios que son escasos o inexistentes en el sur del distrito lindero.

“Cuando arrancó todo el tema de los controles, hablándolo con el equipo del gabinete, determinamos que nadie podía ingresar al distrito, no solo para cuidarnos a nosotros, también a ellos, porque no sabíamos que contacto podían tener con Mar del Plata” explicó Ianantuony ante la consulta periodística.

“Ellos presentaron una nota y se pudo acordar que transiten libremente aquellos que son vecinos de San Eduardo del Mar y sus proximidades. Después los residentes más cercanos a Chapadmalal, por supuesto se referencian directamente con esa zona” aclaró de inmediato el intendente.

Los vecinos de San Eduardo mantienen reclamos y preocupaciones

Previo a la nota con el intendente, 0223 dialogó con residentes de ese barrio quienes dijeron sentirse “a la deriva” por los inconvenientes que afrontan para abastecerse de alimentos y porque la alternativa de grandes centros comerciales están en el Puerto de Mar del Plata.

Claudio Airoldi, presidente del barrio, aseguró que el vecino se siente “embromado” ya que el centro comercial más cercano está en Miramar y las únicas maneras de acceder son a través del colectivo interurbano que actualmente está suspendido o a bordo de un vehículo privado o remisse cuyo viaje ida y vuelta cuesta más de $400.

Además, la Municipalidad de General Pueyrredón ya repartió 70 bolsones de alimentos para los habitantes de la zona en dos entregas. También remarcaron las preocupaciones por la seguridad: “Tenemos un destacamento en El Marquesado con seis efectivos y una patrulla para cubrir una cuadrícula de 175 kilómetros cuadrados”, detalló Airoldi. Según contó, los robos “vienen de Miramar”, pero en las últimas semanas “se detuvieron un poco”.

Click aquí para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas