Seguí nuestras redes

Sociedad

Presentaron un protocolo para reanudar obras privadas en el distrito

Leal (Colegio de Técnicos), Scarpignato, Ianantuony, Ambrossi, Angulo (Centro de Técnicos) y Malbrán (Colegio de Arquitectos) formaron parte del encuentro en el 3º piso

Mediante una charla entre el Municipio, técnicos y arquitectos, los representantes de la construcción presentaron un proyecto con la normativa a seguir para reactivar el sector.

Dentro de las excepciones que el Municipio de General Alvarado presentó esta mañana a la gobernación provincial se encuentran las obras privadas. Están paralizadas desde el inicio de la cuarentena, mientras que otros gremios similares de urgencia como plomeros, gasistas, techistas y parqueros ya habían logrado su habilitación.

Por ello, los colegios que nuclean a técnicos y arquitectos mantuvieron una reunión intersectorial con el intendente Sebastián Ianantuony, el secretario del área Martín Scarpignato y la directora del ámbito privado Claudia Ambrossi para gestionar la vuelta de las obras, principalmente por el beneficio económico que brindará a un vasto sector de la sociedad que se mantiene sin ingresos tanto en la mano de obra como en los sectores profesionales.

Según trascendió, en caso de retomarse la construcción privada la comuna informó que se deberá presentar una declaración jurada sobre el conocimiento y la exigencia de la aplicación de un protocolo acorde a las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud y reglamentaciones locales, previéndose severas multas en caso de incumplimiento.

El protocolo incluiría la implementación de un sistema de trazabilidad mediante un “registro mensual de asistencia de personal” que será obligatorio, conteniendo los datos personales y los días del mes a los cuales el operario asistió a la obra.

De esta manera si se encontrase un caso se podría identificar, prontamente, quienes estuvieron en contacto en ese momento y tomar las medidas sanitarias correspondientes, siendo obligación de propietarios y/o responsables de la obra su implementación y cumplimiento.

Al igual que otras actividades no esenciales, el horario establecido será entre las 8:00 y las 16:00.

«Es preciso que ante cualquier indicio que algún trabajador o personal manifieste síntomas, se retirará a su hogar y llamará de inmediato al 103 donde le informaran los pasos a seguir», expresaron desde la delegación local del Colegio de Técnicos.

En síntesis, entre las medidas generales para evitar la transmisión del virus se agregan recaudos como la colocación de cartelería específica al nuevo riesgo laboral en la obra, garantizar una distancia mínima de los operarios y la higienización personal constante y de los elementos de trabajo.

Será de carácter obligatorio el uso de elementos de protección personal, principalmente porque las vías de ingreso del virus son los ojos, nariz y boca. Por ello los obreros deberán utilizar protectores visuales y respiratorios de acuerdo a la normativa vigente. Los trabajadores, técnicos y/o profesionales que no cuenten con los elementos adecuados de acuerdo a la tarea no podrá permanecer en la obra.

Con respecto a la obra pública, el secretario del área, Martín Scarpignato, comentó que se encuentra parada aunque tenía autorización del Estado nacional. Sin embargo, confirmó que “en términos generales” no se reactivará, porque “no tenemos demasiados recursos para sostener esas obras”, ya que están siendo destinados a las cuestiones sanitarias. Entre las que seguirán paradas, se encuentra la construcción del centro de diálisis del hospital municipal de Miramar.

Click aquí para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas