Seguinos en redes


Sociedad

Campeón solidario: Iván Ramos también se sumó a fabricar máscaras

Conti y Ramos, trabajando para la manufactura de los elementos

El mechonguense, piloto de TC Mouras y Turismo Special de la Costa, es uno de los makers que fabrica máscaras y barbijos con destino a la salud del distrito y de Mar del Plata.

Uno de los pocos efectos positivos que tiene la pandemia del Coronavirus es que despertó la acción solidaria de muchas personas y empresas que –en forma desinteresada- pusieron a disposición sus recursos para colaborar con los demás. El piloto de TC Mouras y campeón 2019 del Turismo Special de la Costa, Christian Iván Ramos, fabrica junto a su amigo Lucas Conti máscaras y barbijos que una ONG reparte en General Alvarado y Mar del Plata.

Ramos y Conti se recibieron de diseñadores industriales y montaron un pequeño taller donde fabrican insumos para el campo y amortiguadores, entre otros productos. Ante la emergencia sanitaria por la expansión del virus, recibieron el llamado de una ONG y comenzaron a fabricar máscaras transparentes de PET (tereftalato de polietileno) para donar a trabajadores de la salud.

A su vez, Ramos se contactó con su coterráneo Sebastián Ianantuony, intendente de General Alvarado, para ponerse a disposición. “Le pregunté si podía ayudar en algo y me dijo que había un grupo de gente que estaba trabajando en la confección de un barbijo, porque el modelo N95 no se consigue más. Entonces me uní a ese grupo y empecé a modelar una máscara nueva con válvulas de seguridad y filtros”, contó el piloto de Mechongué sobre su valiosa acción solidaria a Ariel Caltana de SoloTC.

“La idea es fabricarlos con filtros N99, que son más efectivos. Lo bueno es que son lavables y por lo tanto se puede imprimir la máscara, moldear según la forma de la cara de cada persona y usarlos sin tener que cambiarlos. Ahora está en estudio en el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) para determinar que cumpla con todas las normas”, detalló.

Cada impresora tiene capacidad para fabricar entre 3 y 4 barbijos por día, a un promedio de 6 horas por cada unidad. “Pero en la zona hay muchos emprendedores que tienen impresoras 3D, la municipalidad de General Alvarado también, así que se pueden hacer muchas máscaras y barbijos a la vez”, cerró Iván, que junto a Lucas pusieron a disposición su pequeña PyME al servicio de la solidaridad.

Días atrás, desde la coordinación de ciencia, tecnología e innovación de la Secretaría de Producción local, confirmaron a EL DIARIO DE MIRAMAR que la acción de Ramos y otros makers locales, sumados al exITEC y la Escuela Yraizoz sirvieron para producir 200 máscaras de protección facial y que ahora todos juntos trabajarán para generar las mascarillas adecuadas para el personal de salud que trate con pacientes afectados.

Con información de SoloTC.

Haga click para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas