Seguí nuestras redes

Policiales

Aterrizó de emergencia un avión privado que viajaba a una estancia de Otamendi

Última vez actualizado el

Sus seis pasajeros y tres tripulantes resultaron ilesos. El último contacto con el radar fue cerca de las 8:23 en inmediaciones del arroyo Las Brusquitas.

Un avión particular en el que viajaban seis pasajeros y tres tripulantes debió aterrizar de emergencia esta mañana a unos 2 kilómetros al oeste de Comandante Nicanor Otamendi.

No hubo lesionados ni en el vuelo ni en tierra, y se investigan las causas de que obligaron a realizar la maniobra que depositó a la aeronave en un maizal sobre el sector de General Alvarado.

El vuelo, realizado en el Cessna 560XLS bajo la matrícula LV-FQD, había despegado del aeropuerto de San Fernando a las 7:25 y se dirigía a la estancia La Venancia, ubicada en el camino a Las Piedritas que surge desde el cruce de Otamendi y a 17 kilómetros de donde ocurrió el siniestro.

Las primeras declaraciones del piloto dieron cuenta de que su decisión se debió a la falla en uno de los motores antes de llegar a Mar del Plata, por lo que el resto del recorrido se realizó planeando.

Según los radares a los que tuvo acceso EL DIARIO DE MIRAMAR, la tormenta imperante en este sector de la provincia de Buenos Aires motivó que la ruta aérea deba tomar por sobre la bahía de Samborombón para luego bordear la costa.

Ingresó sobre tierra a la altura de La Caleta, partido de Mar Chiquita, a las 8:11 a 12975 pies de altura (unos 3954 metros) cuando todo empezó a complicarse. En cuestión de minutos, y según los últimos contactos del vuelo, circuló a una altura de 2600 pies (792 metros) a las 8:21, mientras que el último registro del radar de las 8:23 ya marcaba que descendió a los 1025 pies (312 mts) antes de tocar tierra en un lote ubicado a la vera de la calle unos kilómetros más cercanos a Otamendi.

El recorrido del avión y el punto exacto del último contacto satelital

En su raid final y ya sin motor a disposición, el piloto esquivó de gran forma algunos árboles y hasta líneas de media tensión. A media mañana, efectivos de la patrulla rural, bomberos y personal especializado trabajaban para remover el Cessna del lugar.

Diferentes sitios especializados indican que la aeronave fue propiedad de Covelia, empresa de recolección de residuos con gran operatoria en la provincia de Buenos Aires. En 2013, su compra fue por unos 5 millones de dólares. Según trascendidos, su dueño habría cambiado últimamente.

Además, no es la primera vez que un vuelo con destino a La Venancia sufre inconvenientes. El 16 de octubre de 2015, dentro del propio campo, un Beechcraft BE-90 para 8 pasajeros quedó encajado luego de que su tren de aterrizaje se llenara de barro en la pista de tierra del lugar.

1 comentario

1 comentario

  1. H.c.f

    28 de diciembre de 2019 at 18:17

    2 SINIESTROS EN LA MISMA ESTANCIA?
    QUE INTERESANTE! Q PERIODISMONDE INVESTIGACION!…CON TODA SEGURIDAD Q LA CONCLUSION ES Q LA ESTANCIA ESTA MALDITA!!…..DEBE SER DEL TESTA DE LOS K…LAZARILLO

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas