Seguí nuestras redes

Policiales

Estaba con arresto domiciliario pero iba a la cárcel a ver a su concubino

Última vez actualizado el

La policía la siguió mientras la investigaba por volver a vender drogas. Y en una salida de su casa de Miramar, donde cumplía el arresto domiciliario, la mujer se fue hasta la cárcel de Batán.

Una mujer de 37 años que en junio pasado había sido atrapada por vender drogas pero que estaba con arresto domiciliario volvió ser detenida tras constatarse que asistía a la cárcel de Batán para visitar a su concubino.

Además del quebrantamiento de ese beneficio que le había otorgado la Justicia, la mujer reincidió en la comercialización de estupefacientes, por lo que en la tarde de este miércoles la policía allanó su vivienda en nuestra ciudad, donde secuestró marihuana, cocaína y otros elementos.

El insólito caso quedó al descubierto días atrás cuando personal de la Delegación de Drogas Ilícitas de Mar del Plata obtuvo el dato de que aquella mujer que había sido detenida en junio último durante un amplio operativo en Miramar y Otamendi había regresado a su rol de dealer.

En verdad, el 12 de noviembre último la mujer había recibido el beneficio del arresto domiciliario tras permanecer, junto a otros integrantes de su familia, detenida en Batán.

La policía supo que en la casa de calle 46 al 1100 del barrio Las Palmas, que había sido fijada como domicilio legal para cumplir la prisión, se vendía droga. Así fue como se iniciaron tareas de vigilancia la semana pasada hasta que un día se vio salir a la mujer. El seguimiento fue increíble: en un primer momento se creía que podía dirigirse a algún lugar cercano, pero los policías se encontraron con otra situación. Es que el plan que tenía la “detenida” era diferente y consistía en ir a visitar a su marido a la Unidad Penal N°44 de Batán.

Los policías permitieron que ello sucediera, de modo que los registros en el Servicio Penitenciario reflejaran esa actividad. Pero además, principalmente, porque lo importante era sorprenderla mientras vendía cocaína y marihuana en su casa.

Así fue como se solicitaron allanamientos y en las últimas horas uno de los domicilios que se requisó fue el de la calle 46. La mujer fue atrapada, con cocaína y marihuana, además de teléfonos celulares, dinero en efectivo y elementos propios de un “puntero”.

En las otras dos casas el resultado del procedimiento fue negativo, informaron fuentes oficiales.

En junio pasado la policía efectuó 8 allanamientos en Miramar y 1 en Otamendi, con secuestro de drogas, de armas, de vehículos y 6 detenidos, entre ellos la mujer y su concubino.

Con información del diario La Capital.

Click aquí para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas