Seguinos en redes

Deportes

Denunciaron que tiraron bosta en Amigos Unidos – Hipódromo y trajo cola

Luján y sus líneas (Pablo Valenzuela / EL RUDECINDO y EDM)

El árbitro Daniel Luján suspendió el partido de 1ª entre los de Las Flores y los marplatenses ya que adujo que «habían arrojado medio ladrillo, bosta de equino y botella». Repercutió en medios regionales y nacionales.

Una frase recurrente entre quienes están vinculados al periodismo en Miramar, cuando los ojos de los medios nacionales se posan en la localidad ante casos luctuosos, es «¿Nunca nos van a publicar por nada bueno?». No, pareciera que no.

Es que el hecho, que parte de una base de violencia en el deporte, generó una mezcla curiosa, escatológica y hasta graciosa, que provocó un artículo especial de La Capital de Mar del Plata y, posteriormente, su repercusión en la web líder Infobae. Claro que hasta derivó en un derecho a réplica del propio árbitro.

Pero vayamos por partes. El domingo se jugaba la 16ª fecha de la Liga de Fútbol de General Alvarado y, en el estadio Alberto Allí de Amigos Unidos, el local recibió al Club Social y Deportivo Hipódromo. El equipo marplatense, incorporado el año pasado al fútbol local, tiene sede en Lisandro de la Torre 555, cerca del Estadio Mundialista. Claro, al tratarse de una institución fundada en 1945, el actual Parque de los Deportes era la pista hípica de la vecina localidad. Y sus jugadores justamente recibieron algo muy vinculado al nombre de la institución: heces de caballo.

El partido no revestía ningún interés particular. Amigos Unidos marchaba cuarto, lejos del lote del triunvirato Atlético-Defensores-Sud América, e Hipódromo estaba penúltimo. Para colmo, la temperatura era muy baja y a las 17:00 jugaban River y Boca. Nada como para considerarlo «de riesgo».

Amigos Unidos ganaba 1 a 0 cuando el árbitro Daniel Luján decidió suspender las acciones a falta de 15 minutos para el final. Fue «por supuestos piedrazos al banco de suplentes visitantes», según la primera información aportada por Pablo Valenzuela, fotógrafo de El Rudecindo y colaborador de EL DIARIO DE MIRAMAR. Más que ello no se sabía: recién este miércoles por la noche se abrirá el sobre con el informe del árbitro en la reunión del Tribunal de Penas de la Liga.

El lunes, en el habitual informe de la Jefatura Comunal de la policía, el destacamento Las Flores dio a conocer una «presunta infracción artículo 9 Ley 11929», conocida como Ley del Deporte. El personal policial «procedió a realizar actuaciones contravencionales, observando en el sector de la hinchada de Amigos Unidos, que botella transparente revota (sic) contra tejido perimetral, no ingresando al interior de campo de juego, continuando el encuentro. Personal policial observa nuevamente que de tribuna Amigos Unidos arrojaban bosta de equino, no pudiendo visualizar a los autores, procediendo árbitro Lujan a suspender partido, refiriendo que desde dicha tribuna habían arrojado medio ladrillo, bosta de equino y botella». «Persona policial no constata la presencia de ladrillo o elemento contundente, pero si la existencia de pequeños restos de bosta de equino. No se pudo individualizar a los autores», expresó el informe, sin modificaciones al texto original. Por ello, se labraron actuaciones por con injerencia del Juzgado de Paz Letrado de General Alvarado.

El artículo, como dato de color, fue publicado por el diario La Capital por uno de los periodistas jefe de sección. Y, tras su repercusión en el matutino marplatense y los medios locales que difundieron de pe a pa el informe policial, surgió la declaración que faltaba: la de Luján.

«El informe respecto de las incidencias del partido de la Liga de General Alvarado es mucho más duro de lo publicado, y me preocupa que existan diferencias tan irreconciliables entre el informe policial y lo acontecido», expresó el árbitro en La Capital.

«El informe que elevo al Tribunal de Disciplina relata el lanzamiento de de elementos mucho más contundentes que bosta de caballo. Cayeron piedras y botellas. Ya el partido fue suspendido provisoriamente unos minutos antes y se alertó al personal policial de cancha. Me llama la atención y me preocupa advertir que la policía solo vio bosta de caballo, ya que no coincide con lo que presenciaron más de 100 personas e inclusive los jugadores y cuerpo técnico», amplió el juez del partido.

Por ello aclaró que «el partido fue suspendido por falta de garantías para que un espectáculo deportivo pueda desarrollarse de la manera esperada. Ante este panorama, el árbitro del partido como autoridad máxima y responsable en resguardar la integridad física de los participantes decide suspender el encuentro para que los violentos no sigan venciendo al fútbol».

También hubo un capítulo para con las fuerzas del orden: «En estos tiempos violentos, y aún con la Policia de Miramar cuestionada por otros episodios altamente cuestionables que suceden (allí), nos deja una sensación de desamparo. Donde pareciera que se justifica el ‘mirar para otro lado’ o hacer de cuenta que nada pasó». Por eso Luján, quien también es abogado y escritor, denotó su sorpresa por «la naturalidad con la que las fuerzas de seguridad livianamente sostienen que no pudieron constatar otros proyectiles cuando las piedras le rozaban la cabeza».

«No naturalicemos la violencia, esa es la responsabilidad que tengo como autoridad de un partido de fútbol. Para que la familia pueda disfrutar en paz de cualquier evento deportivo», concluyó el árbitro marplatense.

El suceso, posteriormente, fue difundido en Infobae con una amplia repercusión en diferentes portales a nivel nacional. Como si Miramar no sumara problemas, ahora también pasamos a ser conocidos como el lugar donde las hinchadas tiran bosta a los rivales.

Haga click para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas