Seguinos en redes

Policiales

Para el dueño de El Rápido del Sud, el incendio fue intencional

(Captura TV Telefé Mar del Plata)

La firma denunció que atentaron contra la unidad que terminó incendiada esta madrugada, que el servicio se interrumpió «por cuestiones de seguridad» y que hay sectores que buscan que la empresa «se caiga».

Tras el incendio de un interno de El Rápido del Sud S.A. que circulaba de Miramar a Mar del Plata cerca de las 0:30, en diálogo con Teleocho Informa (Telefé Mar del Plata), el propietario Eduardo Vecchio declaró: «Estamos convencidos de que fue intencional porque este es el 6º intencional. El anterior fue hace un mes (…) que tenía 3 ó 4 balazos sobre el costado y además lo prendieron fuego y los coches no se prenden fuego solos».

Vecchio detalló que el ómnibus afectado anoche es modelo 2015 y se usaba principalmente con contingentes turísticos. Como hoy se iba a utilizar se decidió ponerlo en circulación en la noche de ayer en el rondín Mar del Plata – Miramar. Según el relato del chofer, tras el descenso de tres pasajeros en La Estafeta, sintió una explosión en la parte posterior y al instante vio el fuego por el espejo retrovisor. «Si hubiera sido un problema en los frenos como dijeron no hubiera sido tan instantáneo», describió y sumó que «las últimas dos unidades afectadas son bastante nuevas por lo que no deberían tener problemas eléctricos».

«Esto está sucediendo desde hace 2 años, tenemos un montón de presiones de todos lados y ayer tomamos la decisión de no seguir dando el servicio por lo menos momentáneamente porque realmente no queremos arriesgar la vida de la gente que va arriba del colectivo», expresó ante el colega Daniel Scuffi.

La entrevista a Vecchio en Telefé Mar del Plata

El propietario de El Rápido del Sud aseguró que hay intereses para que la firma cierre. «Las presiones son para que la empresa se caiga. (…) Me están adeudando subsidios (provinciales) desde el mes de enero», denunció. Según su relato, cuando pasaron de órbita nacional a provincial, «involuntariamente» dejaron a la empresa afuera, cuestión corregida el 21 de marzo tras reclamos. «Nos empezaron a poner excusas de todo tipo para no pagarnos, nos empezaron a pedir papeles que no son necesarios», agregó.

Si bien la UTA comunicó que el paro es por falta de haberes, Vecchio dijo que se interrumpió el servicio por cuestiones de seguridad aunque no desmintió la demora salarial. «No debemos un peso hasta ayer, el quinto día hábil, donde no podemos responder por todas las presiones que estamos teniendo y porque no cobramos lo que tenemos que cobrar», concluyó.

Desde la madrugada de este jueves, la empresa que realiza los recorridos Mar del Plata – Miramar y Mar del Plata – Otamendi – Mechongué dejó de prestar servicios por tiempo indeterminado con versiones encontradas respecto al motivo de suspensión.

Recomendadas