Seguinos en redes


Sociedad

El Rápido del Sud volvió a parar por tiempo indeterminado

Tras el incendio intencional de una unidad esta madrugada en Ruta 11 y la demora en el cobro de haberes, los trabajadores de la empresa comenzaron una huelga desde primera hora de la mañana.

«El Rápido del Sud de paro por tiempo indeterminado». El cartel de puño y letra en la ventanilla de la terminal de Miramar desde cerca de las 7 de la mañana fue la única respuesta que tuvieron centenares de pasajeros que diariamente se trasladan desde y hacia Mar del Plata y Otamendi. Aún en la era de la comunicación inmediata por redes sociales y telefonía móvil, la difusión ante medidas de fuerza es nula.

Horas después se difundió que una unidad de la empresa que hacía el recorrido de la línea 212 (Miramar – Mar del Plata) fue incendiada durante la madrugada a la altura de Playa Los Lobos. De allí surgió uno de sus comunicados:

Mar del Plata, jueves 9 de mayo de 2019

Debido a los reiterados atentados sufridos a ómnibus de la empresa y en especial al incendio intencional ocurrido en la madrugada de hoy a una unidad con pasajeros en la zona de Chapadmalal y velando por la seguridad de nuestros empleados y pasajeros, la empresa decidió suspender todos los servicios hasta tanto las autoridades responsables garanticen las condiciones de seguridad necesarias para la continuidad del servicio.

–El Rápido del Sud S.A.

Posteriormente, fuentes de la Unión Tranviarios Automotor informaron que la empresa «suspendió los servicios en forma unilateral» y que «los empleados no han cobrado sus salarios y en estos momentos se analizan los pasos a seguir junto a los compañeros, en asambleas, con retención de tareas y en los puestos de trabajo, en defensa de sus derechos y el cobro de los salarios adeudados».

A la vez, desde la UTA discrepan con los empleados que denunciaron el incendio intencional: «Esta madrugada un micro que venia con pasajeros se incendio por desperfecto mecánico: se le prendió fuego una rueda por problemas de freno. El chofer con el matafuegos no pudo apagarlo. Y la empresa cierra pidiendo seguridad cuando el problema es falta de mantenimiento», detallaron.

Lo único seguro es que casi un millar de pasajeros quedaron esperando el servicio que nunca llegó, principalmente aquellos que utilizan la línea 259 (Mar del Plata – Otamendi – Mechongué) ya que la situación en esa ruta es monopólica y hasta ahora no cuentan con un servicio de emergencia de transporte público. En Miramar sigue en servicio la empresa Costa Azul, con destino Mar del Plata y un recorrido diferente en la planta urbana de Mar del Plata.

Durante el último mes El Rápido del Sud volvió a ser noticia tras el incendio intencional de una de sus unidades frente a los talleres de calle Rateriy. Allí los empleados denunciaron que por la situación económica será complicado reponerla. Horas atrás se habían realizado asambleas de Unión Tranviarios Automotor, en las cuales se debatieron cuestiones salariales y sobre la intención de la empresa 25 de Mayo de absorber a El Rápido del Sud. A la semana estuvieron a punto de realizar una medida de fuerza por falta de pago de sueldos, que no se concretó.

El Rápido del Sud, que durante años monopolizó las acciones en la línea 212 (Mar del Plata – Miramar) sigue siendo única prestadora del servicio en la 259 (Mar del Plata – Otamendi – Mechongué) y otros destinos por rutas 11 y 2 como San Clemente, Villa Gesell y Maipú. Los propietarios también poseen la firma Montemar, con recorridos a Madariaga, Pinamar y Villa Gesell.

Haga click para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas