Seguinos en redes


Deportes

Hodnik y González Marini ya están en el Mundial de Taekwondo en Alemania

Lenk, Hodnik y González Marini en pleno entrenamiento en Inzell

Los deportistas locales de la filial local del Instituto Pul Yiang Be llegaron al viejo continente para disputar la copa del mundo desde este miércoles.

Las artes marciales locales siguen de parabienes. Después de la incursión en torneos sudamericanos y panamericanos, esta semana el taekwondo local podrá mostrarse en Alemania. Inzell, lindero a la frontera con Austria y a unos 700 km de Berlín, albergará el Mundial de la especialidad y habrá representantes miramarenses.

Lourdes Hodnik y Francisco González Marini, ambos II Dan, competirán en el certamen y están desde el fin de semana en tierras alpinas. Los acompaña su coach, el Sabonim Maximiliano Lenk (VI Dan), y las familias de los tres. Integran una selección nacional con 70 representantes, más 10 miembros del cuerpo técnico que integran Lenk y el Master Sergio Esponda (VII Dan) y sus acompañantes.

Los embajadores deportivos entrenaron doble turno en Miramar y una vez a la semana compartieron la práctica con el resto de la selección en Buenos Aires, todo ello sin dejar de lado su actividad escolar. «Es un proyecto de largo plazo donde hubo una etapa formativa y después la precompetitiva y desde ese inicio a la fecha estamos hablando de entre 8 y 10 años de práctica con los chicos», señaló un entusiasmado Lenk a EL DIARIO DE MIRAMAR en el do jang de Max Fit días antes del viaje a Inzell.

La primera experiencia internacional para Hodnik y González Marini comenzó en 2015 con un Sudamericano en Brasil donde fueron campeones. «Ahí es donde empieza el nuevo proyecto: si llegamos a un sudamericano, hicimos podio, ¿por qué no soñar con un mundial?», contó el coach que después los acompañó a dos panamericanos y un sudamericano más.

El año pasado, Lourdes salió campeona panamericana en combate y Francisco subcampeón en formas. Además, Francisco compitió en la Copa del Mundo en Hungría hace dos años. «Esto es la élite de la élite, donde se presentan todos los seleccionados de cada país», describió el instructor.

Francisco González Marini describió cómo abordó el momento: «La verdad que poder clasificar a este mundial es lo mejor que nos pudo haber pasado. Nunca se nos hubiera ocurrido poder competir a este nivel». A su vez, destacó que el entrenamiento «depende de la constancia y de la continuidad, de las ganas de ir a entrenar y que te guste».

Lourdes Hodnik comparte las artes marciales con sus hermanos y su mamá Silvina Pereyro (también instructora), pero también escribió su propia historia en el taekwondo local. «Es como que resulta raro porque nunca imaginé que iba a estar a este nivel. Tengo expectativas muy altas, sé que el estadio es re lindo… en realidad todo Alemania es muy lindo», detalló la deportista.

Si bien los miramarenses piensan primordialmente en la performance que realizarán en el do jang, el factor económico sobrevuela sus pensamientos en todo momento. «La lucha no pasa solamente por el enfrentamiento cuerpo a cuerpo: acá hay luchas sociales, políticas y emocionales», expresó Lenk. Fuera de cualquier entrenamiento realizado, la situación de la delegación argentina está en desventaja frente a la de países europeos donde el deporte es política de Estado.

«Soy muy consciente de la realidad que nos toca vivir y a partir de ello hacemos la proyección y la planificación y el enfoque. No pasa solo por venir, dictar clases y hacer lo que uno ama hacer, sino que hay que estar con los pies en la tierra, ver la situación social del país y las nuestras», declaró. El trabajo de instituciones y comercios locales ayudó a alivianar los gastos de las tres familias, con té desfiles, rifas, auspicios y hasta menús especiales en bares.

«Ahí aparece el famoso dicho de que ‘la unión hace la fuerza’ para hacerlo posible. Nosotros tenemos un concepto de que más allá de que es un arte marcial somos familia y nos elegimos día a día. Cada uno pone su parte y si solo tuvieran el apoyo de sus padres esto no sería posible», explicó el coach.

«Hay competencia con otras estructuras sociales: polacos, neozelandeses, coreanos, alemanes, franceses, italianos, canadienses… tienen las mismas condiciones técnicas físicas que Lourdes y Francisco y están apoyados por el Estado a los 14 ó 15 años, cobran un sueldo, les pagan los pasajes, el hotel y la comida. Y si hacen un podio se aseguran el pasaje para la próxima competencia», expresó. Mientras tanto, la situación nacional es abismalmente distinta. «Fijate lo lejos que estamos que nosotros tenemos que pagar todo por nuestros propios medios, tenemos que ir arrodillados a las municipalidades a las gobernaciones y a Nación para que nos atiendan y para que nos digan ‘No hay fondos, no hay recursos'», denunció y culminó explicando: «Nosotros tenemos muy claro cuál es nuestro enfoque y nuestro sueño y queremos hacerlo realidad».

La acción para los miramarenses comenzó el domingo con la acreditación y seguirá mañana martes 23 con el pesaje. El miércoles 24 y jueves 25 Francisco competirá en luchas juveniles y lucha hasta 50 kg. y también el jueves, Lourdes tendrá su participación en lucha juveniles hasta 65 kg. El torneo finalizará el domingo 28 y se podrá ver por streaming para acompañar a nuestros representantes a casi 12 mil kilómetros de su casa.

Haga click para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas