Seguinos en redes

Policiales

El Durazno: El ADN vincula a un solo imputado y a un testigo

El semen recolectado en el cuerpo y prendas de la menor abusada coincide con dos perfiles genéticos: el de uno de los acusados y el de un amigo de la familia que tuvo relaciones con la menor de forma consensuada la tarde previa al abuso.

La línea 0800-222-1717 permite denunciar casos de abuso sexual infantil. Tiene alcance nacional y atiende las 24 horas, los 365 días del año.

Uno de los perfiles genéticos relevados por los forenses coincidió con el de Lucas Pitman, uno de los que había admitido las relaciones consentidas con la menor. Además apareció un segundo ADN: el de un amigo de la familia de la víctima que se había presentado como testigo y cuya relación fue consensuada y previa al hecho denunciado. «Nunca fue imputado y ya declaró como testigo por lo que cualquier imputación que se le haga ahora sería factible de ser rechazada por la defensa», señalaron fuentes judiciales a 0223.

Los abogados de Tomás Jaime y Juan Cruz Villalba -Martín Bernat y Marcelo Jiménez- podrían solicitar este mismo viernes el cese de la prisión preventiva a los otros dos hombres reconocidos por la menor en rueda fotográfica, antes de que la Justicia de Garantías defina el pedido de excarcelación extraordinaria solicitado en audiencia esta semana.

Según fuentes del Ministerio Público Fiscal, los resultados obtenidos del hisopado anal, vaginal y de la pierna de la víctima no modifican la hipótesis de trabajo ni lo declarado por los imputados y la víctima en cámara Gesell.

En declaraciones a La Capital, el abogado Martín Bernat expresó: “Acá no hay delito. El ADN demuestra la versión de los imputados y de alguna manera desacredita la de la menor, quien además dijo que se olvidó muchas cosas porque estaba alcoholizada y los peritajes dijeron que no tenía alcohol en sangre”.

Por su parte el abogado de la familia de la menor, Maximiliano Orsini, dijo que “en esta causa se hicieron muchas cosas mal. No obstante, hay que continuar basándose en lo que dijo la víctima. Acá hubo un abuso. El ADN confirma que, al menos, uno de ellos tuvo actividad sexual con la menor y los peritajes médicos indicaron que había lesiones compatibles con un abuso”.

Ayer se habían difundido los resultados de las pericias toxicológicas que, sumadas a las vinculadas al alcohol en sangre, indican que ninguno de los involucrados consumió alcohol ni drogas. Las pericias fueron casi desestimadas al entender que fue la noche de año nuevo, que los involucrados admitieron haber tomado alcohol y algunos de ellos también consumieron marihuana. El test toxicológico recién se realizó 18 horas después del suceso.

También se recibieron las pericias a los teléfonos de los implicados y no arrojaron datos de interés.

Con información de La Capital y 0223.

Haga click para comentar

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recomendadas